Perdidos en Tana Toraja (19-23/03/2011)   8 comments

Hoy el post va a ser más alegre. Nada de búfalos ensangrentados ni del morbo sangriento con el que tratamos de atraeros para que leyerais el último post (con poco éxito por cierto, ¿la muerte ya no vende o qué pasa?).

Hace un par de semanas os contamos por qué acabamos viniendo a la isla indonesia de Sulawesi. Ya sabéis, la historia de la inesperada recomendación de un libro de visitas en una pequeña pensión del valle iraní de Alamut. Pues bien, la historia no acaba allí. En esa misma pensión coincidimos una noche con una pareja de españoles viajeros a la que le iba “el rollito antropológico” (pese a nuestras sospechas iniciales, no se referían a ningún tipo de perversión sexual con tribus semisalvajes de por medio). La conversación  empezó con los trekkings, siguió por el libro de visitas y finalmente acabó en Sulawesi… ¡Sorpresa!, hacía un año que habían estado allí y les había flipado. ¡Tenéis que ir a Tana Toraja! Paisajes espectaculares, arquitectura característica, una cultura peculiar… ¡Lo tiene todo!

Lo de la cultura peculiar, claro, iba por el asunto del macabro culto a la muerte de los Toraja, que no sólo se caracteriza por el sacrificio brutal de búfalos. Para esta gente, la muerte no es un drama, sino más bien un acontecimiento vital que se trata con un misticismo especial y, a la vez, de forma totalmente natural. Rara vez verás a un Toraja triste por la muerte de un ser querido. Al contrario, los funerales son el evento social  por excelencia de los Toraja, que se pegan unos fiestones de aúpa. A veces, incluso duran una semana de non-stop party.

Una vez celebrado el funeral y pasada la resaca de rigor, toca enterrar al muerto. Las tumbas son, en muchos casos… peculiares.

Tradicionalmente, a los Toraja de clase alta se les enterraba acompañados de las pertenencias que habían poseído en vida. Tiempo atrás, cuando se dedicaban a pasar el tiempo guerreando con las tribus vecinas, los sepulcros se excavaban en inaccesibles paredes de roca maciza para evitar su expolio. Hoy la cosa ha cambiado y ya no existen enemigos “robatumbas”. Sin embargo, los sepulcros (en especial los pertenecientes a los ricos y nobles) ocasionalmente siguen excavándose en la roca.

Junto a las tumbas se yerguen los imperturbables tau tau, unas macabras réplicas de los difuntos talladas en madera cuya misión, al parecer, es la de proteger al muerto en su camino a la otra vida. Lo que tú quieras, pero dan muy mal rollo.

Según nos contó “Juan” (nuestro guía), sólo los ricos pueden tener un tau tau. Afortunadamente, los de la tienda de souvenirs no son tan clasistas y, previo pago, te tallan un bonito tau tau con tus rasgos que luego te mandan a casa por SEUR:

En cuanto a la arquitectura característica Toraja, sólo hay que ver la forma que tienen la mayor parte de las construcciones de la zona:

Son los llamados Tongkonan, casas tradicionales Toraja con forma de cuernos de búfalo, rematados en madera tallada y decorados con colorines variados. Algunas están también adornadas con cornamentas de búfalos muertos.

A ver estos Tongkonan nos llevó nuestro querido guía “Juan”, junto con la pareja de polacos que nos barrió jugando a la pocha días atrás.

Como los anteriores, existen muchísimos Tongkonan parecidos, desperdigados a lo largo y ancho de las cumbres y los valles de Tana Toraja.

A los sitios más turísticos: el funeral, las tumbas y los Tongkonan más famosos, fuimos con “Juan” (todo en una visita de un día, negociada y regateada hasta la última rupia indonesia, como avariciosas ratas ahorradoras que somos). Sin embargo, pronto nos dimos cuenta de que lo mismo que hicimos con guía y chófer lo podíamos haber hecho nosotros solos en transporte público, así que los siguientes 4 días nos dedicamos tranquilamente a patear Tana Toraja por nuestra cuenta.

A pesar de que nos perdimos más de una vez y de que anduvimos más de lo que lo hubiéramos hecho de haber ido con guía, de esta manera descubrimos arrozales en espectaculares terrazas montañosas como éstas…

… y pudimos echar un vistacillo a la vida diaria de los habitantes de las montañas y zonas rurales de Tana Toraja. Más allá de los tópicos relativos a los sangrientos funerales y a las construcciones fúnebres excavadas en roca, los Toraja venden souvenirs, los agricultores cultivan la tierra y los niños van al cole como en cualquier otra parte del mundo.

Una foto de Rafa comprobando de primera mano por qué a estos búfalos los llaman “de agua”:

La época en la que fuimos a Tana Toraja era temporada de lluvias. Aparte de tener cuidado con los inevitables mosquitos (pobre Rafa: menudo coñazo que le di con que me iba a contagiar de encefalitis japonesa, malaria, dengue y nosecuantas otras enfermedades tropicales), había que tener cuidado con no estar en la calle a partir de las 5 de la tarde. A esa hora se ponía a diluviar inevitablemente hasta que se hacía de noche. Un dato útil, aunque más útil y más seco hubiera sido saberlo desde el primer día.

En cualquier caso, eso no era problema para los taxistas locales (los populares Bentor), perfectamente adaptados a las condiciones climatológicas de Tana Toraja:

Próximamente, con Marta en Bali y a todo tren.

Anuncios

Publicado 15 abril, 2011 por encualquierotraparte en Indonesia

8 Respuestas a “Perdidos en Tana Toraja (19-23/03/2011)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. my beloved travelers, we needed some heart-opening (greek translation) pictures from you. I imagine that after your previous experience, you are kind of obsessed with buffaloes, even though you are Spanish…(watch Rafa’s sympathy … ;-)).
    The whole story of celebrating death reminds me of a similar tradition the Kalash people have.A matter of eastern-exotic culture?
    many many kisses and Ι declare eager for your next post!

    • Querida chica rubia:
      Despite what it may seem, we are not as obsessed with buffaloes as we are with ducks. Ducks are much nicer, they make funny noises and some of them can even fly. Anyway, we appreciate your heart-opening comment. We’ve just left Bali. It was a pity that at the end you couldn’t make it to come, Manos and you would have loved it (lots of beach time, surf, rice paddies… just wait for the forecoming post to check it out!).
      I’ve looked for the Kalash thing in the net and yep, they are quite similar to Toraja people in the way they dress. They are kind of “cousins” with you, right? Appearently Alex Magnus left a bunch of Macedonian people somewhere in Pakistan, where they developed their own greek-paki strange culture. See? I’ve done my homework. Haha.
      Bissoux! Have fun!

  2. Enhorabuena por el post chicos. Ya sé dónde voy a ir la próxima vez que vaya a Indonesia.

    Estoy deseando recrearme la memoria con el post de la buena vida que nos dimos en BALI.

    Muchas FELICIDADES en esta ocasión para el viejuno de Rafa. Eva y yo como sabes, lo celebramos en esta parte del mundo en compañía de Jamiroquai.

    Mil BESAZOS a ambos

  3. Queridos viajeros: muy interesante vuestro post… Creo que fue acertado hacer caso a quien os recomendé Tana Toraja…. Tomamos nota también para nuestros viajes… Genial lo del tau-tau, aunque espero que no os lo hayan hecho, que dará un poco de yuyu. Ya veo de donde procede la idea de las fundas antilluvia en los carritos de bebé… Un bentor por la Castellana no pasaría desapercibido. Gracias por vuestras fotos y curiosidades. Besos y seguid cuidándoos.

  4. ¡Hay que ver qué obsesión tiene esta gente con los búfalos! Tienen pinta de simpáticos los toraja estos (aunque un poco borricos con los pobres bichos sí son) y los arrozales molan (y los muñecajos de las tumbas me creo que de cerca den mal rollo, pero en foto son una monada, ¡yo quiero uno!). La foto de los niños que van al cole es comparable con el vídeo aquel que hicísteis en India sobre la seguridad e higiene en el trabajo…¡van colgados de la parte trasera del camión!. Estupendo este post. Besos!!

  5. Hola! Soy Carla Pulin, reportera del programa Madrileños por el mundo y me gustaría hacer un programa sobre Sulawesi. Vosotros conocistéis madrileños allí? Vuestro guia, Juan, recordáis si era madrileño? Si puedierais facilitarme algún contacto, os lo agradecería.
    Mil gracias
    Carla

  6. hola amigos voy a viajar a toraja en 2 semanas, podriais localizarme la direccion de algun guia que hable castellano, un saludo

    • Hola Pedro,

      No tenemos ninguna dirección, aunque si llegas a Rantepao y vas a la calle principal puedes preguntar en cualquier restaurante u hotel por un tal “Juan”, un guía de allí que habla castellano.

      Un saludo y buen viaje!

Responder a georgia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: