Archivo para 28 marzo, 2011

Señoritos en Pulau Bunaken (5-9/03/2011)   8 comments

No sabíamos muy bien cómo comenzar esta entrada del blog. Prácticamente lo único que hicimos en Bunaken fue submarinismo, comer y hacer el vago en idénticas proporciones. Todas ellas son actividades que consideramos suficientemente tratadas en posts recientes así que, como no queremos resultar repetitivos, hoy vamos a cambiar ligeramente el enfoque para ilustraros sobre pequeños aspectos que afectan al día a día de nuestro viaje.

También vamos a hablaros sobre la pequeña isla indonesia de Pulau Bunaken, nos os preocupéis…

Empecemos reflexionando sobre los lugares en los que nos hemos alojado durante los últimos 5 meses. Realmente ha habido de todo, desde casas alucinantes de amigos igualmente alucinantes (recordad Xanthi o Nueva Delhi) hasta el duro suelo del aeropuerto de Yakarta, pasando por hostales y pensiones de pelaje diverso: el cuartucho mal ventilado con vistas al pasillo del Kurdistán turco, la posada semigratuita para peregrinos sij en Amritsar, las casas sobre pilotes en el río Kwai, las cabañas sin electricidad a pie de playa de la isla de Koh Chang, las hamacas en medio de la selva camboyana, los hostales de mochileros de Bangkok y Estambul o los colchones en el suelo de habitaciones compartidas en Phnom Penh…

Por no hablar de las veces en que directamente hemos pasado la noche viajando en autobuses turcos, iraníes y camboyanos, en destartalados ferrys indonesios o en trenes indios y tailandeses.

Había llegado un momento en que nuestro concepto de lujo se limitaba a poder uno ducharse con agua caliente o, últimamente, a que hubiera una ducha en el baño y no simplemente un cubo y un triste grifo con que llenarlo de agua (que, por cierto, a veces se utilizaba también para “tirar de la cadena”)…

En este caso había ducha pero no funcionaba, así que la decisión de ducharse implicaba una planificación previa que permitiese llenar antes el barreño:

Pero amigos, Pulau Bunaken ha sido otra historia… El mundo del lujo vino a tocarnos con su exquista varita y pudimos pasar unos plácidos días en el agradable resort de buceo “Froggies”, dedicados en exclusiva a hacer algunas de las mejores inmersiones de las que hemos disfrutado a lo largo de nuestra corta vida submarina.

Agua caliente ilimitada, Internet 24 h., cabañas a pie de playa, 45 empleados a nuestra entera disposición (¡el primer día los únicos clientes éramos nosotros!), buffet libre de exquisita comida indonesia 4 veces al día, servicio gratuito de agencia de viajes, barco privado, divemaster propio para las inmersiones…

Naturalmente, el lujo no es gratis y cualquier mochilero que se precie hubiera visto los dineros que nos dejamos en “Froggies” como un desfalco al exiguo presupuesto.

Para que os hagáis una idea, si dividimos el dinero pagado hasta ahora por alojamiento entre el número de días que llevamos de viaje, sale que hemos gastado una media de 6,21 euros al día en hostales. Muy por debajo de lo que nos dejamos en Bunaken…

Sin embargo, inspirados por Enron, Bernie Madoff y Ruiz Mateos, entre otros ilustres, nosotros hemos desarrollado lo que llamamos el “sistema de contabilidad creativa para mochileros”. Este sistema ha permitido que nuestras finanzas no se hayan visto afectadas por este pequeño dispendio. No sólo eso, sino que, con las cifras en la mano, podemos decir orgullosos que el presupuesto disponible para nuestro día a día ha aumentado después de Pulau Bunaken. En román paladino, ¡¡hemos ahorrado!!

Foto ilustrativa de los dos visionarios contemplando el horizonte:

No creáis que hablamos por hablar. Para controlar un poco nuestro presupuesto, empezamos el viaje con un Excel muy simple en el que apuntar nuestros gastos.

Empezó un poco de coña pero, entre tipos de cambio, desgloses de gastos, deudas mutuas, previsiones de gastos y demás historias, hoy por hoy el archivo tiene más pestañas que la difunta Liz Taylor y más fórmulas que la pizarra de un físico teórico. Hasta tablas dinámicas tiene. Nuestros ex-jefes fliparían si lo vieran…

Os preguntaréis cómo hemos conseguido ahorrar en el presupuesto diario disponible después del gasto en Froggies.

Es simple. Nuestro presupuesto se divide entre presupuesto del día a día y presupuesto extraordinario. Los gastos de alojamiento, comida, fiesta y demás, van a día a día. Los gastos extraordinarios son los grandes. Por ejemplo, los vuelos.

Cuanto menos gastamos en día a día, más presupuesto nos queda disponible para el resto de días: si hoy no nos gastamos nada, mañana nuestro Excel nos dirá que tenemos más pasta disponible para gastar. Contaríamos con el mismo presupuesto pero con menos días de viaje para gastarlo, así que podríamos gastar un poquito más cada día. Por ejemplo, en vez de 27 euros diarios, podríamos gastar 27,3.

Pues bien, igual que Felipe González tenía sus Fondos Reservados, nuestra “sistema de contabilidad creativa para mochileros” cuenta con una partida especial a la que llamamos “Pijadas”. Naturalmente, “Pijadas” forma parte de los gastos extraordinarios.

Básicamente, lo que hemos hecho ha sido contabilizar la pasta gastada en Froggies en “Pijadas”. Por tanto, los días del resort no ha habido “gastos del día a día”. Como el presupuesto total para el día a día no ha bajado pero, por contra, después de pasar por Froggies quedan menos días de viaje, ¡nuestro presupuesto diario disponible ha subido! Conclusión: ¡¡¡HEMOS AHORRADO!!!

Ni os atreváis a cuestionar nuestro razonamiento. Al final lo barato sale caro.

Ahora, para los que hayan visto muchas letras seguidas y hayan pasado de largo hasta encontrar algo más interesante que hacer, os ponemos algunas fotillos y hasta un vídeo marino editado.

Cogiendo el barco al atardecer para hacer la inmersión nocturna:

Álvaro yendo a bucear a las 7 de la madrugada, con cara de sueño y las barbas rasuradas:

Rafa saliendo del agua después de batirse en duelo con una tortuga:

Una vista del volcán que estaba inquietantemente pegado a nuestra isla:

Volviendo a casa tras un duro día de buceo:

¡Y hasta un vídeo pre y post buceo!

Próximamente, Sulawesi: más de 1.500 km.de isla recorrida enterita de norte a sur.

Anuncios

Publicado 28 marzo, 2011 por encualquierotraparte en Indonesia

A %d blogueros les gusta esto: